- Advertisement -
12.2 C
Madrid

Gay promete «diálogo y entendimiento» como delegada del Gobierno en Cataluña

La nueva delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay, ha prometido trabajar desde la base del "diálogo, el entendimiento"

La nueva delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay, ha prometido trabajar desde la base del «diálogo, el entendimiento» y «la búsqueda del consenso» al frente de un cargo que ella asume, ha dicho, con el compromiso de «preservar el Estado de Derecho y servir a la ciudadanía».

Gay ha tomado posesión del cargo este viernes, en un acto en Barcelona al que han asistido su antecesora, la histórica dirigente socialista Teresa Cunillera; la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez; o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otras autoridades civiles, policiales y militares.

A diferencia de cuando Cunillera asumió el cargo en 2018, en un momento más delicado de las relaciones Estado-Generalitat, cuando por parte del gobierno catalán asistió el entonces secretario general de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Aleix Villatoro, en esta ocasión ha acudido una miembro del Ejecutivo de Pere Aragonès, la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge (ERC).

En un escenario actual de distensión institucional, marcado por la mesa de negociación entre el Gobierno central y el catalán, Gay ha incidido en su discurso en el diálogo y la «colaboración institucional de todas las administraciones», especialmente en tiempos de pandemia.

«Hemos de buscar fórmulas para resolver los problemas de la ciudadanía. Solo así podremos garantizar un futuro de reactivación económica, de amplios acuerdos y consensos que nos permitan aprovechar al máximo la oportunidad que suponen los fondos europeos», ha afirmado.

La nueva delegada, hasta ahora decana del Colegio de Abogados de Barcelona, ha asegurado que encara el nuevo reto con «ilusión» y que trabajará para que una Delegación del Gobierno que «escuche a la ciudadanía de Cataluña».

Una Delegación, ha proseguido, que «seguirá trabajando con rigor, prudencia y seriedad, porque es la mejor manera de resolver los problemas, construyendo futuro siempre sobre la base del diálogo y el entendimiento».

Gay se ha comprometido a «rehacer consensos, buscar complicidades y hacer de la palabra el centro de gravedad y el punto de encuentro de la acción institucional», mediante palabras que «sirvan para reconocer nuestra pluralidad y diversidad, alejándonos de los egoísmos excluyentes» y apostando por la convivencia y los «problemas reales de la ciudadanía».

Ha esgrimido «el acuerdo, el respeto a la legalidad, a las instituciones y a todas las ideas», además de «máxima rigurosidad para preservar el Estado de Derecho», ejes de acción que ha reconocido a su predecesora, una «mujer referente, incansable trabajadora, de carácter negociador y sólidas convicciones progresistas».

También la ministra Isabel Rodríguez ha destacado el legado de Cunillera, que ha contribuido con su «seny» y «sentido de Estado» a la «normalización de las relaciones institucionales entre el Gobierno, la Generalitat y la sociedad catalana y el resto de España».

En su intervención, Rodríguez ha citado al expresidente catalán Josep Tarradellas, cuando éste dijo, ha recordado la ministra, que Cataluña «es demasiado pequeña para que se desdeñe a cada uno de sus hijos y lo bastante grande para que quepamos todos».

«Yo diría -ha proseguido Rodríguez, parafraseando al expresident- que España tampoco puede prescindir de ninguno de sus hijos e hijas y es lo bastante grande para que quepamos todos y todas».

La ministra ha considerado que Gay «dará lo mejor de sí misma» para la convivencia» en Cataluña, con el contraste de posiciones «como base para llegar a acuerdos, siendo conscientes de que para ello debemos actuar desde la lealtad institucional, reconociéndonos mutuamente, sabiendo que todos debemos tener la disposición de acercar posturas».

Al acto en la Delegación del Gobierno, que ha sido en pequeño formato debido a la situación del coronavirus, han asistido también el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos; el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres; Núria Marín, presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat; o el líder del PSC, Salvador Illa.

También exdelegados del Gobierno, como los socialistas Joan Rangel y Montserrat García y la popular María de los Llanos de Luna; o el cónsul general del Reino Unido y decano del cuerpo consular de Barcelona, Lloyd Millen.

Otros asistentes han sido el comandante militar de Barcelona y Tarragona, Joaquín Broch; el jefe superior de la Policía Nacional, Luis Fernando Pascual; el general José Luis Tovar, jefe de la Guardia Civil en Cataluña; el nuevo jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de los Mossos d’Esquadra, David Boneta; o el intendente mayor de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, entre otros.

Efe

Leer también

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here