- Advertisement -
21.2 C
Madrid

Nutri-score el caballo de Troya de los ultraprocesados azucarados

El objetivo de Nutri-score es la de facilitar al consumidor final de la información de si un alimento procesado es saludable o no

¿Qué es Nutri-score?

Nutri- score es una herramienta creada en 2005 por un equipo de investigadores de Oxford, que posteriormente fue aprobada por FSA (Food Standards Agency) y que además posee del beneplácito de la OMS. Cuyo objetivo es la de facilitar al consumidor final de la información de si un alimento procesado es saludable o no. Hecho que determina, a través de un logaritmo que puntúa el alimento procesado según su composición nutricional. Esta puntuación acaba reflejándose en lo que podríamos catalogar como semáforo de alimentos que va desde el color verde oscuro (más saludable) al rojo (menos saludable).

¿En qué se basa el logaritmo de Nutri-score para determinar si un alimento procesado es saludable o no?

Como ya hemos comentado anteriormente, el logaritmo de Nutri-score valora la calidad nutricional del alimento procesado según su composición nutricional por cada 100 gr, puntuándolos del -15 al 40 y cuantos más puntos tenga menos saludable será, siendo la barrera de lo saludable y lo no saludable el 19.  Entre los nutrientes que considera que son favorables, se encuentran: el porcentaje que contenga de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, las proteínas y las fibras y entre los que considera desfavorables se encuentran: las calorías, ácidos grasos saturados, azúcares simples y la sal.

Las polémicas con el funcionamiento de Nutri-score.

En los años que lleva gestándose el funcionamiento y la implantación de Nutri-score en los supermercados europeos, se han generado numerosas polémicas alrededor del criterio del logaritmo, de dicha herramienta, al valorar y clasificar los productos procesados y ultraprocesados que podemos encontrar al realizar la compra.

El origen de la principal de las polémicas surgidas en contra de Nutri-score, responden a las más que llamativas valoraciones que han tenido, tanto en positivo como en negativo ciertos alimentos. Estás más que chirriantes valoraciones, responden al criterio de puntuación que realiza esta herramienta, de determinados nutrientes.

El azúcar es el nutriente mayor beneficiado por el logaritmo de Nutri-score ya que no penaliza con la peor puntuación a un ultraprocesado a no ser que supere el 45% en edulcorantes (dextrosa, sacarosa, glucosa, fructosa…). A la contra el nutriente que recibe mayor penalización es la sal, ya que un procesado obtiene la máxima penalización al tener un 1’25% de dicho nutriente. Lo que explica que un batido de chocolate, con 10% de azúcar, sea valorado con una letra B (verde claro) y un paquete de langostinos cocidos congelados, con 1’7% de sal, obtenga una C (amarillo).

Cambios que plantea OCU al sistema de Nutriscore

Primeramente, que se modifique el logaritmo para que finalice la despenalización a la condición de ultraprocesado, principal causante del aumento en la tasa de obesidad en la población europea. Y la cierta consonancia de este, con los edulcorantes.

Que entren en la evaluación de Nutriscore los productos alcohólicos y aquellos, cuyo packaging mida menos de 25m2 en superficie. Ya que en este momento quedarían fuera del semáforo de alimentos, productos como: chocolatinas, gominolas y barritas de cereales.

Otro de los cambios que plantea OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) es que en vez de evaluar nutricionalmente los productos procesados sobre 100gr. El logaritmo de Nutriscore, evalué por ración de consumo. Cambio que modificaría notablemente y a favor de alimentos procesados como el Aceite de Oliva.

Como último cambio planteado por parte de OCU se encuentra el trasladar el sistema cromático, utilizado en el semáforo de alimentos, al cuadro nutricional ya implantado en toda Europa, aportándole así mayor valor hacia el consumidor.

Como conclusión y desde mi opinión. A pesar de que Nutriscore surge para reeducar al consumidor en sus hábitos de consumo con relación a los productos procesados y ultraprocesados. Aún queda mucho para que este objetivo se logre materializar, ya que como hemos visto, lo hecho hasta ahora no es suficiente para frenar la “obsolescencia provocada” por las grandes multinacionales de los ultraprocesados hacia la salud del ser humano.

Leer también

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here